703c84762bc8eb4fa767a81602cdaae9 - Electrogeek

Las revolucionarias Google Glass hacen más cómodo el trabajo inmobiliario y de los seguros Deja un comentario

Estamos de viaje y alguien nos avisa por Whatsapp de que nuestra casa se ha inundado debido a una cañería en mal estado. Recibimos la llamada del perito de nuestra compañía de seguros, quien nos avisa de que conectemos el móvil o el ordenador porque va a transmitir en vivo los daños.

En efecto, el perito va señalando con las manos las paredes húmedas y desconchadas, el parqué del suelo dañado y algunos muebles afectados. Nos señala con el dedo índice los desperfectos más preocupantes. Y además vemos cómo toma nota en su cuaderno.

Esto es posible porque tiene las manos libres gracias a las nuevas Google Glass Enterprise, las gafas de Google con cámara de video y sonido que ahora llegan con muchas novedades para las empresas.

La primera vez que salieron las gafas Google en 2013 fueron una novedad revolucionaria. Pero pincharon al poco tiempo porque eran muy caras (1.300 euros) y porque suponían una amenaza clara a la privacidad de las personas. Si alguien estaba en un bar con las Google Glass, los otros clientes se iban a sentir incómodos y le iban a pedir que guardase el invento. Nadie sabía si les estaba grabando.

Google dejó de producirlas comercialmente (es decir, para grandes públicos) en 2015, a pesar de que habían sido empleadas en operaciones quirúrgicas por médicos españoles, y hasta por dentistas.

Pero el año pasado, la empresa decidió darles una segunda oportunidad, rebautizando el proyecto como Google Glass Enterprise Edition. Puesto que no era conveniente venderlas al gran público por los problemas de privacidad que ocasionaba, ¿por qué no centrarse en el sector empresarial?

Las nuevas gafas son más ligeras, y tienen más capacidad de almacenamiento. La batería es más duradera y la luz led indica si estás grabando o no (así no se convierten en grabaciones secretas).

Un perito de una compañía de seguros puede transmitir en directo los daños que un derrame de una cañería ha ocasionado en una casa, y tener las manos libres para señalar o para hacer anotaciones. Y por supuesto, tiene micrófono y auriculares para dar o recibir instrucciones.

Otro perito de una aseguradora de coches puede ir evaluando los daños en un coche, ya sea tomando fotos o grabando un video que se sube a la nube, y que puede ser reproducido por el cliente, la compañía de seguros o el taller.

Alphabet, que es como se llama ahora Google, no fabrica las gafas sino que cede su fabricación a otras compañías, entre las cuales está la española Streye. Cada gafa se vende desde 1.500 a 2.500 euros, en función del software.

La batería permite dos horas de transmisión en streaming, más que suficiente para peritar un siniestro o enseñar una mansión en vivo. Para otros usos puede durar hasta ocho horas antes de volver a cargar.

La cámara tiene una resolución de 720 pixels, tiene un recuadro de menú que se refleja en las gafas. Posee 2 GB de RAM, 32 GB de almacenamiento, procesador Intel Atom adaptado, hace fotos de fotos de 5 megapixels, y ofrece conectividad WiFi y Bluetooth multidispositivo.

Las gafas se conectan a cualquier móvil por vía bluetooth de modo que lo mismo que se ve en la pantalla de las gafas, se reproduce en la pantalla del móvil. Obedecen instrucciones de voz y también se manejan con un simple toque lateral.

En el mundo, varias compañías están trabajando para mejorar los usos de las Google Glass Enterprise. Por ejemplo, Plataine quiere incorporar la lectura de código de barras o el reconocimiento facial. También ha mejorado el reconocimiento de voz.

Ya hay compañías inmobiliarias que están usando las Google Enterprise en Reino Unido y EEUU. Es mucho más cómodo que llevar un móvil en la mano para hacer videos porque las gafas siguen al ojo humano y dejan libre las manos para señalar o anotar.

Comparte este Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir el chat
0

Tu carrito